Es común escuchar que el valor de un bien lo determina el mercado, pero cuando se trata de bienes raíces es muy difícil encontrar referentes idénticos que guíen al vendedor a fijar el precio correcto.

Hay factores objetivos (precio metro, accesos) y subjetivos (valor histórico, anteriores usos, etc.) que entran en juego en la ecuación. «Hasta los sentimientos del vendedor hacia su propiedad influyen», comenta Laura Flores, de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en la Ciudad de México.

También tiene mucho que ver el uso del inmueble; si es residencial, corporativo o comercial o de uso mixto. Por ejemplo, para un uso comercial importa la dimensión del frente. Para vivienda si está contigua a una escuela o mercado, y para un corporativo si es accesible y está conectado con el transporte público.

Aquí algunos aspectos a tomar en cuenta para una correcta valuación de las propiedades.

vía: obrasweb.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *