El equipo formado por Schmidt Hammer Lassen Architects y Gottilieb Paludan Architects ganó un concurso internacional para diseñar la planta de generación energía a través de desechos más grande del mundo, en Shenzen, China.

La planta incinerará 5,000 toneladas de desechos por día, equivalentes a un tercio de la basura generada por los 20 millones de habitantes de Shenzen, al mismo tiempo que será una fuente de educación ambiental para los ciudadanos de la ciudad, informó la firma Schmidt Hammer Lassen en un comunicado.

El diseño ganador organiza la planta, incluidos los edificios auxiliares, en una construcción circular que rompe con los tradicionales modelos rectangulares de instalaciones industriales. Al proponer una forma circular limpia, la huella de la planta es minimizada y se reduce la cantidad de excavación requerida para la construcción.

Los visitantes públicos son recibidos en la planta a través de un parque, vía un puente de entrada que sube entre dos pilares hacía una recepción y un centro de visitantes con vistas a la maquinaria de la planta.

La terraza de 66,000 metros cuadrado (m2) está diseñada para ser cubierta con 44,000 m2 de paneles fotovoltaicos que permitirán a la planta ofrecer energía limpia a través de otro medio.

VIDEO: Vimeo/SHL Architects

La instalación intenta mostrar que la conversión de desechos en energía es un importante proceso técnico que ayuda a lidiar con el problema de la generación de desechos, así como encontrar una manera más amigable con el ambiente para crear electricidad.

El trabajo para el diseño detallado de la estructura deberá comenzar a principios de 2016. La puesta en operación está programada para 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *